Usted está aquí:  La Ciudad  >Patrimonio Histórico  >Ruta Urbana

Ruta Urbana


Ruta Urbana por Santa Úrsula

Introducción

Chimaque, palabra de origen guanche cuyo significado es "fuente de vida", era la denominación que recibían las tierras situadas entre los municipios de La Orotava y La Victoria. Era la abundancia de agua existente en las zonas altas del municipio la que daba nombre a esta zona y no fue hasta después de la conquista cuando se le dio el nombre de Santa Úrsula.

Zona de carácter eminentemente rural, ha tenido un desarrollo vinculado a las haciendas de San Clemente, San Luis y La Quinta Roja. Fueron sus vinos el producto estrella de esta zona y aún en nuestros días, los caldos de la comarca siguen teniendo una gran importancia, hasta el punto de que cuentan con una denominación de origen propia.

Este municipio ha vivido siempre a la sombra de otros más importantes como La Orotava ha sido lugar de paseo para quienes venían desde la isla baja hacia Santa Cruz. Quizás estos sean los motivos por los que su patrimonio histórico no ha tenido especial relevancia. Además, en los últimos tiempos, el crecimiento de la población y la consecuencia demanda de viviendas ha dado lugar a la destrucción de la mayor parte de los edificios históricos que formaban parte del municipio, quedando en la actualidad sólo algunos de los más notables.

Aún quedan en Santa Úrsula, algunas edificaciones religiosas y civiles que nos recuerdan la vinculación de los habitantes del lugar al culto religioso y a la actividad agrícola y que en cierto modo, guardan historia, la cultura y las tradiciones de quienes habitan el lugar.

Con la ruta que desarrollamos a continuación pretendemos recuperar una parte del pasado del municipio.

Parada 1: Casa de la Vera

Fachada de la Casa de Los Capitanes

Fachada de la Casa de Los Capitanes

Conocida como la casa de los capitanes, esta típica hacienda de campo data del siglo XVII.

La singularidad de esta hacienda radica en su decoración exterior. Se trata de un tipo de decoración esgrafilada, de gran detallismo que se puede observar entorno a las hojas de las ventanas y bajo el alero. Este tipo de decoración es muy poco frecuente en la isla de Tenerife.

Parada 2: Hacienda de San Clemente

Detalle de la Hacienda de San Clemente

Detalle de la Hacienda de San Clemente

Hablar del ilustre Marqués de Villanueva del Prado es también hablar de la historia de Santa Úrsula.

En la zona conocida como Malpaís se sitúa la hacienda de San Clemente, una magnifica propiedad con abundante y exuberante vegetación y unas climáticas óptimas.

A don Alonso de Nava y Gritón debemos el actual Jardín Botánico. Fue en esta magnifica hacienda donde hizo sus primeros experimentos con plantas traídas de América.

Además de ser un hombre ilustre, fue solidario, ya que cedió su casa a personas enfermas cuando Santa Úrsula estaba carente de medios económicos.

Actualmente, la hacienda se encuentra dividida en tres grandes propiedades. El conjunto de la hacienda consta de una casa principal de dos plantas que fue residencia veraniega de los marqueses y un patio principal.

También del extremo derecho del patio, parten dos edificios uno de los cuales tenían habitaciones en la parte alta, mientras que la parte baja era utilizada para almacenar.

En la fachada se puede observar el escudo de la casa lagunera de Nava y Gritón. El estilo de esta edificación puede definirse como neoclásico.

Ermita de San Clemente

Ermita de San Clemente

En la hacienda se daban varios cultivos, siendo el principal la vid. Una parte del terreno de la hacienda fue cedida a María Vergara Gritón, quién además de viña plantó trigo, a cambio de dar a sus propietarios una parte del recolectado.

Dentro de la hacienda, hay una pequeña ermita que, construida en el año 1683, le da nombre puesto que en ella se venera a San Clemente.

Se celebraron aquí fiestas en honor al santo, coincidiendo con su festividad el 23 de Noviembre. Consistía en sacar el santo en procesión por la hacienda y sus alrededores. A continuación se celebraba una misa seguida de una gran fiesta popular presidida por los representantes de las dos familias propietarias de la hacienda.

Los domingos y festivos la ermita era utilizada por los marqueses y sus familias con permiso del obispo de la Diócesis para que una cura de la parroquia de Santa Úrsula diera misa. A ella podían asistir los colonos y los medianeros de la hacienda y sus alrededores. La puesta principal de entrada a la ermita, es de arco de medio punto, rematado en piedra alrededor.

Parada 3: Plaza General Franco

Parroquia de Santa Úrsula

Parroquia de Santa Úrsula

Para hablar de la parroquia de Santa Úrsula tenemos que trasladarnos al año 1587. En ese año, el alcalde, Alejo Pérez cedió un terreno para que se levantara e edificio, con la condición de que se hiciera devoción a Santa Úrsula, puesto que tenía una hija con ese nombre. Esta es una de las versiones que justifica el nombre del municipio.

Otra versión más dentro de la leyenda, cuenta que cuando el conquistador Alonso Fernández de Lugo llegó a Santa Úrsula vio a una hermosa mujer guanche sentada bajo una palmera, que al toparse con sus tropas huyó sorprendida y cayó por un acantilado. Se dice que el conquistador en honor a este percance, dio el nombre de Santa Úrsula al lugar, recordando así la leyenda de la virgen mártir, que huyó para evitar que la casaran con un capitán y murió asesinada. (En un cuadro de texto)

Durante varios años, la primitiva ermita dependió de la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción en la Orotava. No fue hasta 1612 cuando se convirtió en parroquia, consiguiendo así que el municipio se independizara.

La iglesia actual es el resultado de numerosas ampliaciones sufridas, a medida que el espacio se fue haciendo insuficiente para acoger a los vecinos.

Tiene planta de cruz latina. Su fachada de piedra molinera, presenta un arco de medio punto entre pilastras cajeadas y frontón triangular sobre cuyo vértice se abre un pequeño óculo.

Jardines de la Plaza General Franco

Jardines de la Plaza General Franco

Las fiestas en honor a Santa Úrsula se celebran el 21 de octubre. Antiguamente tenían una duración de tres días, sábado, domingo y lunes. En ellas se podía disfrutar de numerosas parrandas y ventorrillos situados alrededor de la plaza que amenizaban la fiesta. En estos días los monaguillos se levantaban muy temprano e iban a tocar las campanadas que anunciaban la primera musa del día. También se tocaban a las doce, a las dos y a las nueve. Eso ocurría durante los tres días que duraba dicha festividad.

Otro aspecto interesante de esta zona es que antiguamente los jardines de esta plaza eran tan llamativos y bonitos que en 1951 el primer Ministro de Inglaterra Winston Churchill y su esposa Lady Clementina cuando pasaba por el lugar, quisieron parar para deleitarse con la belleza de los mismos.

En Semana Santa partía de esta plaza una procesión llamada Vía-Crucis que consistía en el traslado del "Señor Crucificado" hasta el Calvario. Había catorce cruces que marcaban el camino e indicaban las estaciones del Vía Crucis. Hoy sólo quedan siete. En ellas me solía meditar sobre la condena a muerte de Cristo, el cargamento de la cruz, la primera caída, el encuentro con su madre, la ayuda del cirineo, el encuentro con la Verónica, la segunda caída el encuentro con las mujeres, la tercera caída, el despojo de las verduras, la crucufixón, la muerte, descendimiento y sepultura.

Parada 4: Plaza de San Luis

Casona de San Luis, restaurada recientemente por una Escuela Taller

Casona de San Luis, restaurada recientemente por una Escuela Taller

En la plaza de San Luis se pueden mencionar tres aspectos de interés, el Calvario, la Ermita de San Luis y la Hacienda del mismo nombre. Esta hacienda, perteneció al abogado de la Real Audiencia de las islas Luis Román, cuyas propiedades se extendían desde la zona de costas hasta las medianías. En ellas sembró viñedos de los cuales obtenía un vino muy apreciado por los ingleses, el Malvasía.

En cuanto a la casona de San Luis podemos decir que se trata de una edificación de dos plantas, con grandes ventanales y tejado a cuatro aguas. Actualmente se utiliza como sala de exposiciones.

El Calvario

El Calvario

La construcción más antigua que se halla en esta zona es El Calvario. Se denominaba así al sitio donde Jesús fue crucificado. Se solía escoger una elevación del terreno, un cerro, como lugar donde colocar la cruz o cruces conmemorativas.

Es una construcción cerrada por un grueso muro de mampostería encalado de blanco y rematado por almenas. La puerta de entrada al recinto es de madera formada por dos hojas de casetones. Está flanqueada por dos almenas y coronada por una tercera parte sobre la que hay una pequeña cruz de madera.

Su interior lo conforman dos espacios rectangulares a distinto nivel unidos por unas gradas. El espacio superior, más pequeño que el inferior, tiene cuatro pequeños jardines en sus ángulos y en el centro tres cruces de madera de gran tamaño, siendo la central de mayor tamaño que las laterales. El único adorno que presenta esta cruz son tres clavos de hierro de cabeza piramidal. En un pequeño nicho que hay detrás de la cruz central, había un cuadro de la Virgen de los Dolores.

Aún hoy, algunos vecinos recuerdan su existencia por transmisión oral y cuentan que representaba a la Virgen con el Señor en los brazos; "La Piedad". Situada frente al Calvario se encuentra una pequeña ermita. Cuando Luis Román quiso construirla en sus propiedades de los Zarzales, puso como pretexto que los predicadores tenían que hacer sus sermones a la intemperie, por lo que preferían decirlos en la parroquia y luego celebrar la procesión del Santo Entierro hasta allí.

Fachada Principal de la Ermita de San Luis

Fachada Principal de la Ermita de San Luis

La advocación bajo la cual fue construida esta ermita fue la de San Luis, santo del que era devoto. Su deseo de construir la ermita era vehemente, ya que a los ocho meses de haber solicitado el permiso la había concluido.

Años más tarde, su hijo quiso mejorarla, ya que el recinto era pequeño y las insignias quedaban expuestas al viento y las lluvias. Su intención era construir una mayor pero, a pesar de que obtuvo el permiso, nunca llevó la ampliación a efecto.

Es una ermita de construcción simple y plantar rectangular. Posee un arco de medio punto de cantería en la puerta de acceso. La techumbre es de teja árabe. En la izquierda de la fachada se alza una espadaña con su campana y en el interior se encuentra la talla de San Luis.

Se dice que en esta zona había un manantial que crecía en invierno y, cuya agua se derramaba en el camino. Cuando la gente venía de la isla baja o regresaba de Santa Cruz paraban para dar de beber a las bestias y para refrescarse. Las mujeres se bajaban de los carros y como había agua se remangaban las prendas de vestir para no estropeárselas, entonces empezaban a cantar unas coplas y a bailar. De ahí parte de un baile muy popular que se celebra cada veinticuatro de agosto en honor a San Luis y que se conoce como El Baile del Remango.


Delante de una ermita

Conclusión

Durante el desarrollo de esta ruta se ha tratado de destacar todo aquello que alberga un especial interés no solo para el municipio de Santa Úrsula sino también para la gente que forma parte de él.

 

Quizás no se han mostrado todos los edificios que puedan resultar interesantes desde el punto de vista histórico o cultural pero se ha tratado de recopilar todo aquello que además de poseer historia, es lo suficientemente conocido por los más ancianos del lugar, quienes nos han ayudado a elaborar esta ruta, gracias a la información que nos han brindado.


Tel: 922301640

Agenda

Qué hay para hoy?

(Resultados para Próximos eventos desde el 22.11.2019)


25n

calendario agroambiental


calendario agroambiental


OBRAS DE ALUMBRADO PÚBLICO AL AMPARO DE LA SUBVENCIÓN DE AHORRO ENERGÉTICO Y EFICIENCIA ENERGÉTICA